Noticias

Europa Press

Isidre Esteve presenta la versión comercial de su Cojín Inteligente

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS)

El piloto español de rallys Isidre Esteve presentó este miércoles en Barcelona el ‘Nubolo’, la versión comercial del Cojín Inteligente que le está permitiendo competir en el Rally Dakar, el ‘raid’ más duro del mundo, pese a su lesión medular.

Ahora, el catalán, junto a su fundación, ha conseguido comercializar este dispositivo, único en el mundo, para que millones de personas con problemas de movilidad puedan permanecer durante muchas horas sentadas sin riesgo a sufrir úlceras por presión.

Habrá disponibles tres versiones distintas y su utilización podría representar un ahorro para la sanidad pública de entre 55.000 y 120.000 euros por cada tratamiento, informaron desde del departamento de prensa de Esteve.

“El ‘Nubolo’ significa la culminación de un proyecto extraordinario que ha involucrado de forma altruista a muchas personas y empresas con el único deseo de mejorar la calidad de vida a un amplio sector de la población”, afirmó el de Oliana durante la presentación este miércoles de este ‘Nubolo’.

Este proyecto se inició hace siete años en un momento en el que el piloto se encontraba en pleno proceso de recuperación de las úlceras por presión que sufrió como consecuencia de pasar muchas horas sentado al volante de su coche durante el Dakar 2009.

Así, después de ese largo y duro tratamiento que le obligó a pasar año y medio postrado boca abajo, Josep Maria Lloreda, presidente de KH Lloreda, decidió buscar una solución para evitar que el ilerdense renunciase a la competición y nació la idea del Cojín Inteligente con el que pudo volver al ‘raid’ y que ahora tendrá su versión comercial.

“Hoy es un día muy importante para la Fundació Isidre Esteve porque representa el colofón de un proyecto extraordinario que ha involucrado de forma altruista a muchas personas y empresas con el único deseo de mejorar la calidad de vida a un amplio sector de la población”, declaró el catalán.

Este destacó la implicación en todo el proceso de su principal impulsor Josep Maria Lloreda, así como de Antonio Mengíbar (Antonio Mengíbar S.A.) en el desarrollo de la parte electrónica; Antonio García (DOGA) en el proceso de industrialización y, por último, de OKM Química Ortopédica, la empresa encargada de comercializarlo “como un producto prioritario” dentro de su catálogo.

Esteve también agradeció la colaboración de los facultativos del Departamento Médico del CAR; los departamentos de Lesionados Medulares y de Investigación e Innovación del Hospital Vall d’Hebrón, así como de otros partners como la Fundació Damm y la Fundació Catalunya – La Pedrera.

La doctora Ampar Cuxart, exJefa del servicio de Rehabilitación y Coordinadora de la Unidad de Espina Bífida del Hospital Universitario Vall d’Hebron, recordó que “ahora no había una solución suficientemente eficaz” para las úlceras por presión. “‘Nubolo’, en su versión de aire dinámico que cambia las zonas de presión en las que se apoya el paciente, representa un avance importantísimo para prevenirlas, ya que el aire entre los alveolos se mueve y modifica las zonas de presión donde se sienta el paciente, evitando así las lesiones en la piel”, celebró.

Por su parte, la directora de OKM Química Ortopédica, Lídia Serenó, indicó que el cojín tendrá tres versiones disponibles (Cell, Pro y Med), en función de las particularidades de cada usuario y basadas en el prototipo usado por Esteve.

Además, Miquel Àngel Cos i Morera, Fisioterapeuta-Osteópata del CAR, de la Real Federación Española de Atletismo y del centro de fisioterapia y osteopatía Cosmorera.cat. reconoció que los resultados del estudio que realizó durante el Dakar 2017 le sorprendieron al “constatar que no solo la piel no sufría ninguna lesión tras maratonianas etapas de más de 10 horas de pilotaje, sino que incluso Isidre se recuperó de un eritema anterior para acabar las dos semanas de competición de forma impecable”.

Europa press

abril 26, 2018